Blog

Balance de fin de año

Este es el último boletín del año y por ende el último artículo que comparto con ustedes. Como en todo final me parece oportuno hacer un balance de lo transcurrido. Si damos una mirada rápida a los 35 boletines publicados veremos que ha sido un año intenso y cargado de mucha vida, especialmente por la celebración de nuestros 50 años. Nuestros estudiantes han compartido experiencias académicas pero también una gama de espacios artísticos, religiosos, deportivos, culturales y de proyección social, que forman parte del proceso formativo que buscamos en el Santísimo.

Hemos tenido muchas alegrías al interior de nuestra comunidad, muchos logros en distintos ámbitos, que nos han demostrado el compromiso y el nivel educativo de nuestros chicos y chicas, así como el valioso trabajo que realizan nuestros docentes y entrenadores. Muchos de estos logros han sido posibles también gracias al esfuerzo y apoyo constante de los comités de padres de familia, quienes de manera generosa han dado su tiempo y su energía en favor de nuestros elencos y selecciones.

Como es natural, también hemos tenido momentos duros, difíciles y complejos, propios de un cambio tan importante como es el de la dirección del plantel, como del proceso de transformación que va viviendo nuestro colegio en los últimos dos años.

En este tiempo al frente de la dirección he podido constatar muchas fortalezas de nuestro colegio: una infraestructura adecuada, una propuesta artística de alto nivel, un desempeño deportivo muy competitivo, un personal docente en constante proceso de mejora, una mayoría de padres comprometidos con la educación de sus hijos y el respaldo de la Asociación de Instituciones Educativas (AIEC) que ha impulsado una mirada corporativa a los colegios del Arzobispado de Lima y nos ha permitido establecer un plan estratégico a largo plazo.

También tenemos debilidades y es bueno ser conscientes de ellas para poder enfrentarlas y transformarlas poco a poco con el trabajo de todos. Algunas de ellas son: mobiliario e instalaciones antiguas, una articulación pedagógica en proceso, algunos docentes resistentes al cambio, ausencia de procesos sistematizados, un buen número de padres que se desentienden de sus hijos y un nivel de inglés aún insuficiente.

Desde esta mirada es que hemos elaborado el plan estratégico 2015-2019 cuyo tríptico ustedes han recibido con la libreta. El objetivo ha sido trazar la ruta para que toda la comunidad educativa vaya asumiendo el rol que le tocará desempeñar para alcanzar el sueño propuesto. En estos meses ya hemos iniciado algunos cambios importantes: el imprimir un estilo de gestión descentralizado y lleno de empoderamiento, la implementación de un área de promoción y comunicaciones, el inicio de un sistema de evaluación docente de 360°, el reordenamiento de las áreas administrativas, el saneamiento contable y financiero, entre otras acciones.

La única manera en que podremos obtener resultados es con el aporte y participación de todos. Un proceso de mejora tan importante como el que hemos iniciado, requiere de planificación y constancia, y a pesar de que habrá tropiezos o retrocesos, les pedimos confianza y paciencia para seguir adelante.

Quiero agradecer a todos los que me han apoyado en la gran responsabilidad de ser el timonel del barco, a los docentes, sicólogos, cotutoras, administrativos, personal de servicio, padres de familia y en especial a los estudiantes, sin cuyo compromiso habría sido posible llevar adelante el primer año de esta aventura.

Finalmente, quisiera destacar el trabajo y apoyo de la directiva de la APAFA, quienes desde el primer momento se pusieron a disposición de mi gestión, así como el invalorable aporte de cada uno de los miembros de mi Consejo Directivo, a quienes agradezco, valoro y estimo mucho.

Una Feliz Navidad a todos ustedes, que la alegría y la paz de Jesús estén presentes en nuestros hogares.

Nos vemos en el 2016.

 

Fraternalmente,

 

Bruno Espinoza Huby

Director General