Perfil del estudiante

Nivel Intelectual

  • Tiene espíritu crítico y creador de sanas iniciativas.
  • Cuida y respeta la madre naturaleza, recreándola.
  • Vive en solidaridad y apertura al diálogo.
  • Alcanza inquietud científica e investigadora en el campo de las ciencias y de la cultura en general, buscando un equilibrio para alcanzar una personalidad con calidad humana y cristiana.
  • Ama a la patria y participa en el desarrollo social.
  • Valora el trabajo como medio de realización personal y social.
  • Desarrolla progresivamente sus habilidades y competencias en las áreas del conocimiento científico, humanístico y tecnológico.
  • Participa en la potencialización de su intelecto, en las actividades curriculares y extracurriculares.

Nivel Emocional

  • Posee personalidad psicológicamente equilibrada con espíritu alegre, optimista y servicial.
  • Respeta la dignidad de toda persona, evitando cualquier tipo de agresión física y moral.

Nivel Corporal

  • Es ordenado en su presentación personal.
  • Potencia sus capacidades, perfeccionando sus habilidades y destrezas en mejora del dominio y control corporal.
  • Valora la actividad física en el tiempo libre.
  • Forma hábitos con la práctica permanente de los efectos positivos en mejora de su salud y de la calidad de vida.
  • Coopera en acciones de equipo con una actitud de tolerancia y respeto hacia los valores sociales.
  • Cuida de su salud física y mental.
  • Aumenta la confianza en sí mismo y desarrolla su autoestima.

Nivel Religioso

  • Da testimonio de la experiencia de Dios a través de la oración y de la participación activa en los sacramentos.
  • Tiene a Jesucristo como ideal, modelo de vida y de servicio a los demás, especialmente a los más necesitados.
  • Reconoce a la Santísima Virgen María, como Madre y modelo a seguir.
  • Asume un compromiso de Fe en la doble dimensión personal y social, despertando el espíritu misionero, la necesidad del seguimiento de Cristo y el descubrimiento de la vocación personal concreta.
  • Confronta su vida cotidiana con las enseñanzas del Evangelio y se compromete con las necesidades de la Iglesia.

Nivel Volitivo

  • Logra un espíritu de sacrificio que estimule el esfuerzo personal, el cumplimiento del deber y el servicio a los demás a través de vivencias que lo preparen a un compromiso con los hermanos más necesitados.
  • Considera a su Institución Educativa como su segundo hogar tratando de vivir un verdadero espíritu de familia.
  • Practica el amor a la verdad, la honradez, transparencia y sinceridad.
  • Respeta, acepta y ayuda a sus semejantes con espíritu fraterno.